Tras 30 años…

Publicado en febrero 09, 2014 con Sin Comentarios

Puedo demostrar muchas cosas, puedo demostrar que el cielo es azul que hoy es martes, pero nunca podré demostrar ni yo ni nadie lo mucho que siento por ti, recuerdo cuando éramos dos niños jugando en el parque, como nuestras madres nos miraban y pensaban que bonito es eso de ser pequeño. Al cabo del tiempo nos dimos cuenta que lo nuestro era mucho más que una simple amistad, recuerdo como en clase nuestras miradas se cruzaban, como no nos importaba nada ni nadie, solo existíamos tu y yo. Ahí nos dimos cuenta que eso no podía terminar ahí, mi madre me preguntaba que si estaba enamorada, pero yo no tenía el valor para decirle que sí, porque de pequeña me decían: Hija tu nunca te enamores. Y yo no sabía lo que era enamorare hasta que te conocí, hasta que sentía que sin ti yo no era nada, que el tiempo ha ido pasando y nosotros con el tiempo, que cada noche quiero verte a mi lado y cada mañana verte sonreír. Pero bueno quien lo diría, dos niño pequeños que han aprendido mucho, sobre todo a lo que muchos tienen miedo: A ENAMORARSE! Es algo que no se puede expresar que no hay palabras para definir lo, lo único que puedo decir es que lo que empieza como un juego de niños termina con un día a día a tu lado. Y ya son 30 años juntos y parece mentira que dentro de poco demos ese SI QUIERO tan inesperado, y nos juntemos para toda la vida, porque el amor es lo más bonito, y si quieres a alguien por mucho que te digan sigue adelante, porque a medida que pasa el tiempo nos hemos dado cuenta que no somos nada sin el otro, que te amo y que eso no lo cambiará nadie. Le doy gracias a la vida por haberte puesto en mi camino, porque eres lo más grande que una persona se podría imaginar.

Comentarios para Tras 30 años… estan ahora cerrados.