La Feria, desde 1708

Publicado en agosto 02, 2011 con Sin Comentarios

La Feria que se emplaza todos los años en sus distintas ubicaciones con motivo de la fiesta de la Patrona, fue concedida por Felipe V a nuestra población en 1708 en reconocimiento de nuestra ciudad al abrazar la causa de este monarca.

Dicha feria fue concedida por este rey con exención de todo impuesto y derecho real; debía durar ocho días, comenzando desde el día de San Bartolomé, 24 de Agosto.

Ahora bien, como la feria de Murcia, ya existente, comenzaba el mismo día y duraba el mismo tiempo, restaba no poca importancia y feriantes a la nuestra, por lo que se solicitó que fuera trasladada la de Carcaixent al ocho de Septiembre, dándose la conformidad para este traslado en 1733.

Para esta feria, los Jurados construyeron paradas y barracas de madera que alquilaban a los feriantes, encargándose los alguaciles de cobrar el alquiler y de hacer rondas por el lugar. A cambio de este servicio, estos feriantes, les gratificaban y alimentaban.

A pesar de la mutación de la fecha, nuestra feria no adquirió por ello mas importancia, por lo que se solicitó un nuevo traslado. Esta vez se fue para el 13 de Junio, después de los mercados de la seda; pero no consiguiendo con esta nueva variación darle mas importancia, no tardó en desaparecer.

En el año 1883 y por iniciativa del entonces alcalde Don Liberato Perpiñá, volvió a instaurarse, uniéndola a las fiestas de la Patrona, desde el 13 al 16 de Octubre, y ello fue un gran acierto, pues desde entonces no ha dejado de celebrarse ningún año (con su natural evolución).

Comentarios para La Feria, desde 1708 estan ahora cerrados.